Inicio >> management

Liderando con el ejemplo, el reto a la coherencia

enviar a un amigo

 


La mayor dificultad de quienes tienen la responsabilidad de estar frente a un grupo, sea como lder, responsable o director, es la de mantener comportamientos coherentes y alineados con las expectativas de quienes le observan y califican en su actuacin diaria.
En muchas ocasiones hemos escuchado la frase se lidera con el ejemplo, pero quiz no hemos hecho el ejercicio de profundizar en el alcance y sentido que tiene para la cultura organizacional y para los procesos de gestin en la organizacin.
Convertirse en referente es un riesgo que se incrementa cuando se hace una auto proclamacin de la misma, me refiero a que no es fcil mantener una lnea de conducta que pueda o deba ser seguida por los dems, entre otras cosas porque cada persona es diferente y lo que para unos puede resultar deseable para otros no necesariamente lo es.
En muchas ocasiones escuchamos a los jefes predicar sobre la importancia de tal o cual comportamiento y ms demoran en terminar su desidertum que ellos mismos en ser sorprendidos en indeseables y a veces cuestionables conductas, de tal manera que se encargan de invalidar dichos propsitos. Esto mismo ocurre quiz porque el liderazgo es dbil y est sujeto a la autoridad que le otorga el cargo y no necesariamente al que le ofrecen los resultados de su gestin.
Dar ejemplo significa tambin que hay un hecho o comportamiento que deber ser seguido o evitado y por tanto los responsables de SER ejemplo deben cumplir una serie de caractersticas. Quiero resaltar la importancia de hacer la diferencia entre DAR el ejemplo y SER el ejemplo ya que tiene una implicacin conceptual profunda pero de consecuencias prcticas graves por cuanto DAR es una demostracin de lo ideal que debera hacerse respecto de algo, mientras que SER significa encarnar en sus acciones lo que debe ser imitado, replicado o seguido por otras personas en la organizacin.
El ejemplo, en trminos de comportamiento, es una accin consciente e intencional que pretende ser mostrada a otros como dignas de ser imitadas, en este sentido podramos cuestionar la validez de un liderazgo donde el ejemplo no nace de un convencimientos personal y profundo que afirme la accin sino que por el contrario se convierte en una mscara que oculta una agenda de incoherencia y que por tanto no expresa la realidad de lo que se quiere con la accin propuesta.
Para no complejizar esta reflexin, lo que pretendo es invitar a debatir si realmente SER ejemplo para alguien es vlido en trminos de formacin o se trata simplemente de un proceso que termina en la incoherencia manifiesta cuando las circunstancias obligan a cambiar la direccin inicialmente propuesta como deseable de ser seguida e imitada.
Conocemos casos en la historia de personas que fueron coherentes con sus principios y valores, que entregaron su vida por una causa y que son dignos de ser imitados, los hay en el campo religioso, social, cultural, deportivo, empresarial, etc.., ahora bien la pregunta es si su vida ... continua >>

 


 
enviar a un amigo